Cómo ser webmistress y no morir en el intento

agosto 12, 2007

He aquí algunas sugerencias para chicas que quieran iniciarse en la construcción de su espacio en la Red.

Como desgraciadamente ocurre en muchos aspectos de la vida, la primera impresión que se puede llevar una chica a la que le atraiga el mundo de Internet es que es “cosa de chicos”, pero como también en cualquier otro aspecto de la vida, en este mundo hay sitio para todos, y el de las chicas en Internet es muy espacioso.

Por supuesto, cada persona es un universo. Lo que aquí expongo no son más que orientaciones sobre cosas que yo, como autoproclamada “güebmistres”, he encontrado interesantes durante mi proceso de aprendizaje y evolución en la Red.
Vamos allá.

Consejo número 0: el consejo “tonto”: ten una razón para construir una página web

El hecho de que nos apetezca tener nuestro rincón en Internet es más que suficiente, pero es bueno tener una idea de lo que queremos hacer: expresar nuestros sentimientos, mostrar nuestras creaciones, hablar sobre el cultivo del coco en terrazas de edificios de Montevideo.

Sea cual sea tu razón no te dejes amedrentar por todos los que hablan de tasas de popularidad, favranks, número de enlaces y cosas por el estilo (a no ser que quieras crear algo tipo Google o YouTube y competir con ellos, claro, pero entonces se acabó la diversión).

Podemos sentirnos estimadas sin diecisiete mil visitas al día, y se puede estar en los primeros puestos de los buscadores sólo esmerándonos en el contenido y en la atención a tus visitantes (aunque ya queda menos, desgraciadamente, para que eso deje de ser así).

Si todavía tienes reparos, puede que el manifiesto del mal bitacorero te quite algunos miedos. Aunque tampoco está de más tener en cuenta tanto los pros como los contras de tener nuestra presencia en Internet.

Aprende a diseñar con (X)HTML, CSS y a entender algo de PHP y de inglés: Tutoriales y comunidades que te pueden ayudar

Es posible que lo de codificar y lo de saber inglés sea lo que más miedo dé. El inglés es necesario porque esos lenguajes (XHTML, PHP, etc.) tienen comandos en lengua inglesa (inglés americano), y también es interesante porque puede servirnos para interaccionar.

Usar editores “wysiwyg” (los que nos permiten modificar la gráfica del sitio visualmente) puede ser bueno para iniciarnos, pero saber escribir el código directamente nos permitirá controlar mejor el esqueleto de la página y hacer páginas “más ligeras” que tarden menos tiempo en cargar y que sean compatibles con los estándares y visibles en todos los navegadores.

Un tutorial de XHTML y CSS muy interesante y escrito por una chica es el de LadyBenko. También podemos perder nuestros miedos fácilmente respecto a escribir código gracias a comunidades de webmasters muy majos que nos ayudamos los unos a los otros.

Todos fuimos principiantes alguna vez, y aquellos a quienes preguntemos intentarán ser condescendientes ante nuestras preguntas. Una comunidad de chicas bastante famosa es Codegrrl. Su correlato en español, Hablando en cristiano, cerró sus puertas cuando algunos de los guiones (scripts) PHP de Codegrrl empezaron a presentar problemas de seguridad, pero el proyecto se ha relanzado este mismo mes.

Por supuesto, también tenemos a nuestra disposición Maestros del Web, que recientemente convocó un concurso para enseñar a hacer páginas web desde cero, y los Foros del Web para aprender muchas cosas, todo en español. Los chicos son mayoría allí, pero seguro que te tratan bien.

También podemos encontrar tutoriales interesantes (en inglés y en francés) en Pootato.org. Y en español, las herramientas y los recursos que nos presenta Webnova nos pueden resultar de gran ayuda.

En cuanto a las normas (o estándares) de la Web, conviene respetarlos. Tenemos los validadores de HTML y de CSS del W3Consortium para echarnos una mano.

Busca inspiración: en Internet hay mucha, en la vida terrena también

A veces estamos llenas de ilusión pero no nos sale nada creativo. Afortunadamente, en la web podemos encontrar casi de todo, e inspiración hay mucha. Las galerías de sitios construidos con CSS (separando el estilo del contenido) nos pueden dar muchas ideas, no sólo con la maquetación, sino también con los colores.

Podemos encontrar inspiración más una ayudita con el código en galerías de plantillas gratuitas como Open Source Web Design, Open Design, Open Webdesign y otros muchos, todos en inglés, pero la navegación no tiene mucha ciencia. Recuerda, no obstante, mencionar a sus autores cuando lo requieran.

Si queremos plantillas más femeninas y juveniles y no nos importa atenernos a unas condiciones de uso un poco más estrictas, tenemos grandes sitios como Magitec Designs o Daydream Graphics (ambos en inglés) administrados por chicas.
En la sección
“inspiración” de Webmaser Libre (también administrado por una chica), tenemos más ideas.

Cuida tus gráficos

Es preferible no tener gráficos a creer que solapar imágenes con Photoshop ornamentará nuestro sitio. Existen muchas herramientas y tutoriales que nos ayudarán con la tarea de realizar gráficos bellos y prácticos para la web.

Estructura tu contenido

Si lo que quieres es una página personal, estaría bien que incluyeses una pequeña sección con tus datos relevantes. También algunos regalitos para visitantes: descargas, textos, etc.

No te olvides de incluir una sección de créditos citando los programas, aplicaciones o recursos que has utilizado, queda bien y de paso les das la oportunidad a tus visitantes de utilizar los mismos recursos. Si piensas en “yo, tú, él”, es decir, “yo, el visitante y el sitio”, recordarás fácilmente estas tres secciones básicas.

En un blog, además tenemos una publicación periódica de archivos que conviene categorizar. Si aún no te has decidido por la aplicación prefabricada que te ayude a administrar los contenidos, (personalmente, me he decantado por WordPress), puedes elegir entre los disponibles en sitios como CMSen español.

Aunque si lo que quieres es probar un poco varios sistemas de administración de contenidos de código abierto antes de lanzarte a la descarga e instalación, Open Source CMS (en inglés) es tu sitio. En Ñblog tenemos sugerencias para adornar y mejorar nuestra bitácora y Elisabet Rodríguez nos explica en MdW “Cómo hacer un blog único y exitoso”.

No tengas faltas de ortografía

Y cuidado con la gramática. Una redacción pobre puede influir muy negativamente en la impresión que los visitantes se hagan de tu sitio o incluso de ti. Puedes encontrar consejos, así como razones y herramientas para escribir bien.

Publica y Comparte

Supongo que no había falta que lo dijese: seguramente estés leyendo este artículo porque lo que quieres precisamente es publicar. Suele ser mejor para el espíritu pensar más en compartir que en satisfacer el ego cuando se publica, pero bueno, tampoco quiero influir tanto en tus motivaciones.

En el estupendo artículo de Marcelo Zamora “¿Qué necesitas para publicar tu sitio en Internet?” se explica todo lo que debemos saber desde el punto de vista técnico para que, una vez montada nuestra obrita maestra, podamos hacerla visible a todo el mundo.

Interacciona y socializa, pero cuida tu privacidad

Ahora que ya estás “presente” en Internet te contactarán porque tu persona o las cosas que cuentas les parecen interesantes. Conviene que cuidemos siempre nuestra educación en todos nuestros mensajes. Es mejor aplicar la máxima de “a palabras necias, oídos sordos” antes que ponernos a la altura de los energúmenos.

Sé amable cuando tengas que pedirle algo a alguien y sé comprensiva si no pueden atenderte; tú también te encontrarás ocupada en algún otro momento y también te verás obligada a rechazar peticiones. Intenta ser amable incluso aunque no lo sean contigo, porque el “ojo por ojo”, como decía Gandhi, lo único que hace es convertirnos a todos en ciegos.

Cumplir con la netiqueta hace de nuestras interacciones un proceso mucho más agradable. Es bueno hacer colegas. Incluso la gente más independiente o introvertida lo necesita, pero tampoco te obsesiones con ser “popular”.

Eso que nos vendieron de que hay que “ser popular” a toda costa y, si no, eres un “perdedor” siempre me ha parecido una gran estupidez. Estamos hablando de páginas personales, no de negocios (incluso en los negocios no me gusta usar esos términos).

Es mejor encontrar a una buena amiga o una simple web-camarada con la que compartir trucos de cuando en vez que tener a una muchedumbre de acosadores haciéndote la pelota, o peor: verte a ti misma dorándole la píldora a alguien por los motivos más absurdos.

Pero ten cuidado con las amistades de Internet: es muy fácil caer en trampas. No te sinceres completamente el primer día con cualquiera que te haya escrito a través de tu formulario de contacto o de los comentarios a las entradas de tu blog.

Es interesante hacer colegas entre otras webmistress visitando sus páginas regularmente y participando en foros en los que ellas también intervengan. Interésate por lo que hacen y, sobre todo, aprende de ellas. Ellas también aprenderán contigo.

Como mencionaba antes, los foros de Codegrrl, HEC, Forosdelweb, son buenos ejemplos de sitios donde socializar y aprender sobre diseño web, aunque hay otros foros dedicados a muchos otros temas donde aprender otras cosas interesantes tanto para la “vida terrena” como para nuestra propia presencia en Internet (cocina, música, pintura, manga, jardinería, etc.)

No te metas en problemas legales

Si no tienes dinero para comprar programas, utiliza aplicaciones alternativas para no fomentar la piratería. En CDLibre encontrarás cientos de aplicaciones libres y/o gratuitas.

A la hora de mostrar contenidos u obras de otros autores, no olvides pedirles permiso antes si lo requieren, y recuerda siempre citar tus fuentes. Que algunas cosas sean gratis no quiere decir que pueda abusarse o aprovecharse de ellas sin condiciones.
Para proteger tus propias creaciones, puedes utilizar alguna de las licencias de
Creative Commons.

Hazte “fanlistera”

The Fanlistings es una comunidad muy interesante, especialmente para chicas porque allí son mayoría, pero está abierta a todo el mundo.

En el artículo que ya le hemos dedicado en MdW, podrás averiguar más cosas sobre este portal que puede ayudarte tanto a socializar como a aprender técnicas de diseño o a promocionar alguno de tus sitios, además de darte razones para construir otros sitios web: los llamados “fanlistings”.

Fíjate en los otros, aprende, evoluciona

No te quedes estancada. Aquí mismo, en Maestros del Web, puedes enterarte de lo último. Otros muchos portales y blogs en español también puede darte ideas novedosas en lo que a código se refiere.

Algunos de ellos están administrados por chicas o por personas especializadas en temas humanísticos, lo cual nos demuestra que para tener presencia en Internet no hace falta ni ser chico ni ingeniero (afirmado con todo mi respeto a los chicos y a los ingenieros).

Como última sugerencia, aunque esté en inglés, esta lista de setenta y cinco recursos para webmasters seguro que puede ayudarte en algo. Consejo de regalo: disfruta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: