Elaboración del estilo: Estilo de gran consumo.

agosto 12, 2007

Antes de preparar un diseño para el mercado de gran consumo se debe considerar primero a qué sector del mismo va dirigido el producto o servicio y familiarizarse con el «argumento de venta específico» ( unique selling point = USP).
Casi todos los productos o servicios tienen una identidad que los distingue de la competencia. Para atraer al mercado de gran consumo, el estilo del diseño tiene que saltar por encima de las divisiones entre los distintos sectores del público. En resumen, su atractivo tiene que ser universal. Un buen diseño expresará honesta y claramente las cualidades propias de aquello que se ofrece. En el caso de productos de supermercado, dado el amplio surtido disponible, la mejor clase de diseño es la que comunica la función del producto de forma directa y basándose en hechos.

Marcas

El diseñador actual también tiene que aprovecharse de la marca del producto. En un producto que se distingue de esta manera, su calidad y uniformidad están garantizados por el nombre corporativo. A menudo, una nueva adición a una familia de productos o servicios es más probable que tenga éxito cuando está ligada a una marca conocida que si se lanza bajo otra desconocida. Las empresas que fabrican marcas pueden proteger con gran fuerza la identidad de sus productos. Un buen ejemplo de esto ocurrió cuando a una importante empresa de diseño se le encargó que rediseñara la etiqueta de las famosas latas de alubias cocidas Heinz. La empresa juiciosamente preparó 57 diseños acabados, todos los cuales eran utilizables y diferían visualmente del original. Pero Heinz fue tan cautelosa que al final decidió cambiar sólo el estilo de los tipos de letra. Una vez se ha conseguido hacerse con el mercado de consumo propio, lo más inteligente es continuar dándole imágenes familiares. En el otro extremo de la escala de productos se aplica todo lo contrario. En el caso de los coches, la marca es primordial para asegurarle al cliente las cualidades de lo que está comprando. Pero mientras que el público puede que no quiera ver que su lata de alubias cocidas tiene un aspecto diferente, sí quiere ver cambios en el diseño de los coches y, por lo tanto, también debe cambiar el grafismo usado para pro mocionar nuevos modelos. El único elemento del antiguo material promocional que es probable que aparezca será el logotipo de la empresa.


Los elementos de un diseño con atractivo masivo pueden ser reorganizados muchas veces para mantenerse al día con los cambios en la demanda del público Para darle nueva vida a un producto, el diseño puede ser reformado con un mensaje distintivo (quizá nuevo), ya sea para reconquistar un público ya existente o para captar una mayor audiencia. Este diseño de envase refleja sus raíces europeas.


.

Familiaridad

Generalmente, el público confía en las imágenes familiares y favoritas, y este importante hecho debe tenerse en cuenta cuando se escoge los elementos de diseño. En concreto, los tipos de letra deben ser de estilo apropiado para el producto, pero, mucho más importante, deben comunicar de forma efectiva e inspiradora de confianza. Los colores deben escogerse para que reflejen y realcen las mejores cualidades del producto o servicio. Recuérdese, sin embargo, que las modas en los colores pueden ser irrelevantes para un producto consolidado o tradicional que requiere que el estilo que se está produciendo genere años de ventas.

Ilustración y fotografía.

En muchos de los anuncios del mercado de gran consumo, la ilustración juega en el diseño un papel de apoyo al reforzar la imagen proyectada o llamar la atención de nuevos consumidores. Sin embargo, la fotografía es un componente importante para la promoción de productos y servicios, pudiéndose conseguir un vasto surtido de estilos, efectos y clasificación de imágenes. En cualquier caso, es importante seleccionar el fotógrafo adecuado para el trabajo y darle unas instrucciones claras y precisas.

Trucos de marketing

En la promoción de productos de gran consumo es normal ver que se ponen en juego personalidades y hechos de actualidad o factores estacionales. Este truco se usa normalmente para complementar el di seño global y centrar más estrechamente la atención del público en el producto. Sin embargo, el estilo del propio producto se mantiene constante. También se han hecho comunes los concursos como medio de promover el interés por el producto, a base de ofrecer incentivos mientras que se subrayan en un nivel subliminal las cualidades del producto.

Los estilos del mercado de gran consumo constituyen un campo tan vasto y variado que cada sector, desde la promoción de una bombilla de luz hasta el diseño de una revista popular, requiere una investigación especializada aunque estimulante. Encontrar un estilo que tenga un atractivo universal exige intuición y buen juicio, respondiéndose mejor al reto mediante un estudio detallado de las imágenes con éxito en los mercados de gran consumo actuales.


Este envase fue diseñado para que el mensaje de la etiqueta pudiera leerse tanto en pie como tumbado, ya que el diseñador sabía que no tenía ningún control sobre cómo se iba a exhibir en la tienda.

 


La sofisticación puede aplicarse de manera controlada a los productos de gran consumo. La ilustración, que refleja las modas actuales en el arte popular, sirve como mensaje visual para acompañar a la fotografía del producto.

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: