Cuestion de Color.

enero 9, 2008

eci2002.jpg

Una de las preguntas mas recurrentes de los diseñadores en el ámbito de la producción gráfica es el porque los colores entre monitores e impresoras o incluso entre distintas impresoras o sistemas de impresión nunca son los mismos. La gran mayoría convive con este problema sin hacer nada al respecto, de hecho el método mas común que he observado es cruzar los dedos y esperar el resultado. Si este no es satisfactorio, siempre se puede culpar a la impresora o a la imprenta de hacer mal su trabajo (es la ley del mínimo esfuerzo).

Pues bien, pensando en esa minoría que no se conforma con sentarse a esperar el resultado y que está dispuesta a trabajar en soluciones efectivas en el problema del color, es que iniciaré una serie de 5 artículos que pretenden dar luz a este respecto, al menos en sus principios básicos, pues el aprendizaje profundo en este tema es un camino largo y aveces difícil.

Sin embargo, y para introducirnos al tema, existen razones que no son difíciles de entender del porqué la misma imagen no se reproduce con los mismos colores en distintos monitores e impresoras.

Una vez conocidos los motivos del problema de la correspondencia del color, será mucho mas fácil ver como la administración de color puede solucionar este embrollo.

Antes de empezar vamos a aclarar algunos conceptos:

Saturación: es un valor cromático determinado por la pureza del color.

Los pigmentos que dan color a las tintas de impresión y los fósforos de los monitores son muy difíciles de conseguir en un estado puro, y depende de su pureza el grado de saturación que alcancen, además es muy difícil que sean idénticos de monitor a monitor o de impresora a impresora, y mas distinto aún si pensamos que los diferentes sistemas de impresión (offset, flexografía, serigrafía, inyección de tinta, etc.) ocupan distintos tipos de tintas (oleográficas, litográficas, de base acuosa, de base solventada, etc.).

El Gamut o gama: es el rango de colores que un dispositivo (monitor o impresora) es capaz de reproducir.

Piensen en esto como si se tratara de una pelota, hay pelotas de diferentes formas y tamaños y mientras mas grande sea esta mas aire contiene, en nuestro caso contiene mas colores, pensemos además que mientras mas nos alejemos del centro de la pelota los colores alcanzarán mayor saturación (es decir pureza).

Ahora, mientras mas amplio es el gamut de un dispositivo (mas grande la pelota), este reproduce mayor cantidad de colores y en consecuencia alcanzará mayor saturación por que su limite se aleja mas del centro, suena lógico no?.

RGB es el modelo de color aditivo que se basa en la reproducción del color a partir de los primarios rojo, verde y azul (también conocida como teoría del color luz).

CMYK es otro modelo de color (modelo sustractivo) que reproduce el color en base a los primarios cyan, magenta y amarillo, de ahí las iniciales CMY (luego vamos a hablar de la letra K que se refiere al color negro, pues se trata de un caso especial).

Entonces, la saturación o pureza de los primarios es quien determina la amplitud del gamut (el tamaño de la pelota), así entonces, los colores que por su saturación queden por fuera del “radio de la pelota” o gamut de un dispositivo, no podrán ser reproducidos por el mismo. Llamamos técnicamente a esto “en la gama” (in gamut) o “fuera de gama” (out of gamut) cuando hablamos de colores que pueden ser reproducidos o no por un dispositivo en particular, de lo cual se desprende que la representación del color dependerá del rango de colores que el dispositivo es capaz de producir, o mejor dicho de su gamut particular.

Para hacerlo menos abstracto, cuando uno genera un color en una aplicación gráfica (Photoshop, Illustrator, InDesign, etc.) ya sea en RGB o CMYK, los valores que uno determina para ese color son lo que técnicamente llamamos “Dependientes del Dispositivo” (Device Specific), lo que quiere decir que la interpretación de los valores indicados dependerá del gamut del dispositivo que lo interpretará.

En el fondo es como pedirle a la Florencia y a la Amelia que coloreen una imagen de la bandera Chilena; a la Florencia le pasamos lápices de cera, mientras que a la Amelia le pasamos plumones. Obviamente los resultados de color en ambos casos serán distintos porque están usando tintas distintas. Finalmente, aunque se trate de la misma imagen y los mismos colores, la saturación de los primarios en ambos casos varía y con ello la amplitud del gamut, por lo que como resultado tendremos dos imágenes de la bandera Chilena cuyo color es “Dependiente del Dispositivo”.

Si pensamos detenidamente en el problema del color en la impresión, las variables a analizar serían miles, pero hay dos fundamentales; las tintas y el papel. Ambos afectan la saturación del color; las tintas por la pureza de los pigmentos y por su concentración, y el papel por su nivel de blancura y capacidad de absorción, por ello la gran diferencia al imprimir en un papel Glossy y uno corriente.

En el caso de las tintas, teóricamente la mezcla de cyan, magenta y amarillo al 100% debería dar negro, pero como los pigmentos de las tintas no son puros esto no ocurre, de hecho si se trata de impresión convencional (offset, flexografía, serigrafía, etc.) el resultado será un café grisaceo oscuro, y en el caso de la impresión digital por inyección de tinta sería un gris verdoso oscuro. Es precisamente por la impureza de las tintas que se añade el color negro en la cuatricromía (la K en CMYK), para aumentar la densidad del color negro que las tintas CMY no son capaces de alcanzar.

Démosle una vuelta y miremos el problema desde otro ángulo, pensemos en imprimir dos cuadrados de cyan al 100% en dos impresoras distintas con el mismo papel. El resultado sin duda alguna serán dos cyan distintos, uno será mas denso y oscuro y el otro mas claro y brillante. Es el mismo problema que se presenta al imprimir un mismo archivo CMYK en dos dispositivos distintos, y aún hay quien piensa que el resultado debería ser el mismo. Es que las tintas son distintas y probablemente los métodos de impresión también lo sean. Es el mismo caso de la Florencia y la Amelia con la Bandera Chilena.

También podemos invertir los factores e imprimir el mismo archivo 100% cyan en la misma impresora y con las mismas tintas pero con dos papeles distintos (problema muy común en las imprentas). Otra vez el resultado será distinto, porque los distintos papeles reaccionan de distinta manera a la tinta. Puede ser que un papel sea mas blanco que el otro, que tenga mas o manos capacidad de absorción o muchos otro factores mas complejos. Es que el papel afecta el tono y la saturación de los primarios, y por ende, todos los colores resultantes de sus mezclas. Podríamos decir que el papel sobre el que se imprime afecta la forma y el tamaño de la pelota o la amplitud del gamut del dispositivo impresor.

En el caso de los monitores el problema también pasa por el gamut, aunque en este caso no se trata de tintas ni papeles sino de fósforos.

Los fósforos de los monitores son los componentes que generan las luces rojo, verde y azul en la superficie de la pantalla, se trata de una compleja mixtura de minerales que al igual que las tintas, es difícil de conseguir en estado puro.

Un ejemplo claro de las diferencias de color que generan los fósforos de un monitor se puede observar en la sección de televisores de una multitienda. Todos transmiten el mismo canal (reciben la misma señal), sin embargo los colores varían de un modelo a otro, y aunque los monitores de computador suelen ser dispositivos mucho mas precisos que los televisores, el problema persiste. En el fondo se trata otra vez del problema de la Florencia y la Amelia pintando la bandera.

Estos motivos no son los únicos que generan diferencias de color, pero son los principales.

Podemos entender entonces que cada dispositivo, incluso si hablamos de la misma marca y modelo, puede ser muy distinto del otro. Esto es aplicable a monitores, impresoras, prensas, incluso scanners y cámaras digitales. Lo que significa que no existe “un” RGB ni “un” CMYK, por lo que no podemos esperar que un archivo se imprima o visualice con los mismos colores en distintos dispositivos.

En el próximo capitulo trataremos el tema de los espacios de color independientes y los beneficios de establecer un valor cromático universal a un color determinado, independiente del dispositivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: